Novedades » Bicentenario 2016
18/04/2016
El intendente Alfaro supervisó las obras en la Catedral con vistas al Congreso Eucarístico

El intendente Germán Alfaro se reunió esta mañana en la Catedral con el párroco Marcelo Barrionuevo para supervisar las obras que la Municipalidad realiza en el principal templo de San Miguel de Tucumán. En la audiencia con Barrionuevo, el jefe comunal ofreció el apoyo de la Intendencia para la organización del Congreso Eucarístico Nacional que se realizará en esta ciudad entre el 16 y el 19 de junio del corriente año y forma parte de los festejos del Bicentenario. 

Al finalizar el encuentro, el Intendente destacó que se están invirtiendo “aproximadamente 2 millones de pesos en la refacción y pintura de la Catedral”. Y agregó que junto a los funcionarios municipales que lo acompañaron escucharon los pedidos para “seguir adelante con las tareas” en otros espacios del templo que necesitan ser reacondicionados. El Jefe comunal aclaró que la Catedral se trata de un Monumento Histórico Nacional y por lo tanto “se deben hacer los trámites en Buenos Aires para gestionar los fondos y seguir adelante con su revalorización”.

En cuanto a la organización del Congreso Eucarístico Nacional, el Intendente comprometió su apoyo para que establecimientos municipales abran sus puertas para alojar a los peregrinos que llegarán desde distintos puntos del país. “Estamos viendo la forma de subsanar la falta de tres mil camas, que es la principal preocupación de los organizadores, acogiéndolos en establecimientos municipales, como escuelas y centros deportivos”, adelantó Alfaro.    

El padre Barrionuevo destacó que durante la reunión con Alfaro se abordaron varios temas, como el “proceso de recuperación de la fachada” de la Catedral que se realiza con fondos de la Municipalidad capitalina. El párroco señaló que, si bien las obras están demoradas por cuestiones climáticas, estarán listas “a fines de mayo o principios de junio” para recibir a los peregrinos que llegarán a celebrar el Congreso Eucarístico. “La empresa que trabaja es muy seria, pero la humedad no nos ayuda”, explicó Barrionuevo. Y agregó que la última etapa consiste en “terminar de pulir todas las manchas que tiene el templo para empezar con los trabajos de pintura”.

El sacerdote se refirió, además, a la principal preocupación que tienen los organizadores del evento y que tiene que ver con la falta de plazas para albergar a los miles de visitantes que llegarán a la ciudad para participar del evento religioso. “Los tucumanos no nos están abriendo las puertas de sus casas y en este momento estamos tres mil camas abajo”, indicó el representante de la Iglesia. En este sentido, Barrionuevo destacó la predisposición del Intendente para tratar de resolver el problema y pidió colaboración de los vecinos que puedan alojar en sus casas a los visitantes. “Si hemos albergado a los Congresales para generar la Independencia, cómo no vamos a albergarlos ahora para generar la nueva Independencia del Bicentenario”, manifestó.  

Finalmente, el párroco pidió el compromiso de la sociedad para mantener el cuidado de la ciudad. “Lo primero que se va a ver es si la ciudad está limpia”, analizó y envió una invitación a la comunidad a participar del cambio: “como dice el Intendente, la limpieza es un problema cultural, pero debemos aprovechar esta oportunidad, en la que los tucumanos somos los anfitriones, para trabajar y ponernos a la altura del Bicentenario”, concluyó el sacerdote.  

 

Novedades Relacionadas